Recomendaciones para los zapatos de las personas mayores


Si nos remontamos a tiempos antiguos, para proteger sus pies del frío y de las heridas que les provocaba el hielo, los cavernícolas usando su instinto de preservación tomaron pieles de animales y se las amarraron a sus pies. Es así como empieza el uso de los zapatos.

En épocas actuales, el uso del cazado ha ido cambiado su función; antes se usaban para proteger, dar confort, seguridad y estabilidad, hoy en día frecuentemente se valora más lo estético,  sin tomar en cuenta los terribles problemas que puede ocasionar los zapatos en punta, zapatos demasiados desplazados, tacos altos o muy chatos. Es cierto, todos queremos lucir bien,  nos enamoramos de esos zapatos que vemos en las vitrinas y revistas y frecuentemente pensamos “si a ellos les quedan bien, ¿por qué a mí no?” Pero pocas veces pensamos que en contra de nuestra salud y bienestar podemos adquirir diferentes problemas en nuestros pies. Los pies de una persona son únicos, “como una huella digital” y pueden revelar la actividad física de la persona, la situación económica, la educación, su profesión, la calidad de su cuidado y hasta algunos de los antecedentes médicos. Los pies son el sostén de la humanidad.

En el caso de los adultos mayores, a veces, los problemas de los pies suelen ser tolerados por años y erróneamente aceptados como “normales para la edad” impactando su la salud física, social y psicológica así como en la capacidad de valerse por sí mismos. En esta etapa de la vida el cuidado de los pies y la calidad del calzado es fundamental en el camino a una longevidad exitosa.

Algunos ejemplos de los problemas que se pueden originar por inadecuados:

  • Juanetes (Hallux Valgus)
  • Uñeros (Onicocriptosis)
  • Helomas (callos)
  • Dolor en la parte anterior del pie zona plantar (Metatarsalgia)
  • Dedos en garra
  • Problemas ortopédicos.
  • Mala circulación.
  • Calambres.
  • Caídas.
  • Dolor.
  • Fracturas.

Es muy importante tener en cuenta estas recomendaciones al elegir nuestro próximo par de zapatos:

  • Los zapatos deben adaptarse a la forma del pie. Busque su talla.
  • Deben ser livianos para evitar la fatiga.
  • Tienen que brindar estabilidad y flexibilidad.
  • Deben de servir de protección.
  • No deben tener costuras internas.
  • Deben de contar con una buena amortiguación.
  • Deben de tener una adecuada profundidad.
  • No deben de tener ninguna corrección ortopédica. (Salvo indicación médica)
  • Deben de comprarse al término del día.
  • El cazado deportivo debe estar acorde al deporte que realice.
  • Las sandalias deben tener agarre en la parte de atrás.
  • Es recomendable cambiar los zapatos 2 a 3 veces por semana para cambiar las zonas de presión y fricción en el pie.

Karina Guillén

Podóloga de Bamboo Senior Health Services

kguillen@bambooseniors.com

Aló Bamboo: 2722500

Anuncios

Acerca de Bamboo Seniors Health Services

Clínica Especializada en Medicina del Adulto Mayor
Esta entrada fue publicada en Recomendaciones para los zapatos de las personas mayores y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s