La velocidad de la marcha predice el riesgo de accidente cerebrovascular


La velocidad de la marcha es un indicador de la funcionalidad en los ancianos y un indicador subclínico de enfermedad vascular cerebral. Sin embargo, aún no es clara la asociación de la velocidad de la marcha con el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV).

El objetivo de este estudio fue evaluar la relación de la velocidad de la marcha con el riesgo de ACV en las mujeres posmenopáusicas del Women’s Health Initiative Study.

Se incluyeron 13.048 mujeres entre 50 y 79 años y se excluyeron las pacientes con antecedentes de ACV, esclerosis lateral amiotrófica, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, velocidad de la marcha al inicio del estudio menor de 0,46 metros por segundo (m/s) y las pacientes con enfermedades que les impidieran realizar ejercicio (por ejemplo, infarto agudo de miocardio, angina de pecho, enfermedad arterial periférica, insuficiencia cardiaca congestiva y enfisema).

Se les realizaron cuestionarios sobre su percepción de la salud,,los antecedentes de enfermedad cardiovascular, artritis, depresión, factores de riesgo vascular, la actividad física semanal, el uso de antiinflamatorios no esteroides, el tratamiento de reemplazo hormonal, fármacos hipolipemiantes, hipoglucemiantes o suplementos de calcio.

Además, se evaluaron otras variables relacionadas con la velocidad de la marcha como la presión arterial, las medidas antropométricas, la prueba del minimental de Folstein y las actividades de la vida diaria. La velocidad de la marcha se midió como el tiempo en el que las pacientes caminaban 6 metros. También se evaluaron otros parámetros de funcionalidad, como pararse y sentarse de una silla durante 15 segundos y la fuerza de presión en la mano.

Durante el tiempo de seguimiento, se presentaron 264 casos de ACV. Para evaluar los resultados, los autores asignaron a la población a tres grupos, según la velocidad de la marcha:

  • rápida, mayor de 1,24 m/s (n=4.928 y una edad media de 63,5 años);
  • intermedia, entre 1,24 y 1,06 m/s (n=4.907 y una edad media de 65 años);
  • lenta, menor de 1,06 m/s (n=4.905 y una edad media de 67,2 años).

Las pacientes con mayor velocidad de la marcha eran más jóvenes, la mayoría era de raza blanca, tenían menor prevalencia de hipertensión arterial, artritis, enfermedad coronaria y tabaquismo, y utilizaban menos hipoglucemiantes e hipolipemiantes que los otros grupos:

La mayor velocidad de la marcha también se asoció con el uso de hormonas durante el estudio, con mejores resultados en la prueba de la silla y con mayor fuerza de presión en la mano.

Los grupos con velocidad de la marcha intermedia y lenta tenían mayor riesgo de ACV (hazard ratio (HR) o probabilidad de riesgo entre 1,53 y 2,49, respectivamente). También se observó una asociación entre el riesgo de ACV y la hipertensión arterial (HR=1,39), la edad (HR=1,07), los antecedentes de enfermedad coronaria (HR=1,40), la diabetes (HR=1,70) y la presión arterial sistólica (HR=1,02).

Los resultados no se modificaron significativamente cuando se ajustaron con la fuerza de presión de la mano, o con la cantidad de veces que se paraban y sentaban en la silla; sin embargo, esta última prueba se asoció en forma independiente con el riesgo de ACV (HR entre 1,4 y 1,6).

Por último, no se observaron cambios significativos luego de ajustar los resultados por la actividad física, los resultados de la evaluación cognitiva y las actividades de la vida diaria.

En conclusión, en este estudio se observó que la menor velocidad de la marcha se asocia con un mayor riesgo de ACV en las mujeres posmenopáusicas, inclusive luego de realizar ajustes con los factores de riesgo vascular y otras variables asociadas con alteraciones de la funcionalidad. Por esta razón, los autores consideran que la velocidad de la marcha sería un método adecuado y económico para predecir el riesgo de ACV.


Fuente.
Walking Speed and Risk of Incident Ischemic Stroke Among Postmenopausal Women.
McGinn A.Kaplan R., Verghese J. y cols.

Stroke 2008; 39:1233-1239

Anuncios

Acerca de Bamboo Seniors Health Services

Clínica Especializada en Medicina del Adulto Mayor
Esta entrada fue publicada en La velocidad de la marcha predice el riesgo de accidente cerebrovascular, Lic. Nils Chávez Rivera, Para los que no pudieron venir. Charla: Las caídas en los Mayores ¿qué hay detrás y cómo evitarlas? y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s